Buscar

Residencia Fiscal - Beneficios





Antecedentes

El Articulo 762-N del Código Fiscal, adicionado por la Ley 52 de 2012, define el concepto de residencia fiscal aplicable a personas naturales y jurídicas de la República de Panamá, así como también establece los requerimientos necesarios para ser considerado un residente fiscal.


En la Gaceta Oficial número 27951-A del 19 de enero de 2016 se promulga la Resolución N° 201-0354 del 13 de enero de 2016, expedida por la Dirección General de Ingresos, vigente a partir de su publicación en donde se regulan las solicitudes de Certificados de Residencia Fiscal para las personas naturales y jurídicas de la República de Panamá; y deroga los artículos del segundo al séptimo de la Resolución 201-10860 del 2013 emitida por la Autoridad Nacional de Ingresos Públicos.


¿Cuál es la importancia de la acreditación fiscal y sus usos?

La residencia fiscal es un concepto básico para determinar la potestad tributaria de un país. La acreditación de la residencia es un aspecto de gran importancia para determinar el lugar en el que un contribuyente debe tributar. En ese sentido, los países están capacitados para hacer tributar las rentas obtenidas por los residentes fiscales del país en cualquier sitio del mundo, o bien rentas obtenidas en el país por no residentes.


Mediante estas certificaciones la administración tributaria, de la República de Panamá, acredita un hecho concreto y relativo a la situación tributaria de un obligado y su condición de residente fiscal en Panamá. Comúnmente los certificados de residencia fiscal son utilizados para acreditar la condición de residente fiscal en la República de Panamá a efectos de aplicar los convenios de doble imposición suscritos con otros países. Es importante tener en cuenta que a pesar de que un contribuyente tenga un permiso de residencia permanente o temporal o bien un permiso de trabajo en Panamá, puede que no sea considerado un residente fiscal.


¿Quién puede solicitar un certificado de residencia fiscal?